LA HISTORIA DE MARJORIE Y PILAR

Historia de ficción basada en hechos reales sobre proceso de aborto en clandestinidad de Maryorie y Pilar

• Diseño de portada: Dania Chávez

• Guión: Ronnie Farfán

• Producción: Cynthia Nunez-Curto, Aron Nunez-Curto y Johuseline Porcel

• Actúan: Julia Thays, Anaí Padilla y Alberick García

La historia de Maryorie y Pilar nos ubica en Iquitos, región Amazónica de Perú. Ambas amigas se enfrentan a la odisea que representa la búsqueda del Misoprostol, un medicamento seguro en la interrupción del embarazo y considerado como esencial para la humanidad por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En el camino, se encuentran con la criminalización de los farmacéuticos y se exponen a personas que lucran con su desesperación. Maryorie y Pilar son un ejemplo de aquellas mujeres que hacen lo imposible por no terminar en un consultorio clandestino. 

En Perú, el aborto – a excepción del terapéutico – se encuentra penalizado. El portal Ojo Público reveló que el Poder Judicial procesó a 1725 personas por aborto en los últimos diez años. De ellas, 571 eran mujeres que habían provocado la interrupción de su embarazo. Sin embargo, la criminalización del aborto no impide su práctica, solo obliga a miles de mujeres y personas con posibilidad de gestar a recurrir a la clandestinidad. Durante el Estado de Emergencia del 2020, la Línea Aborto Información Segura reportó el aumento del 500% de llamadas solicitando información sobre Misoprostol.

GUIÓN

ESCENA 1: INT. PELUQUERÍA DE PILAR, IQUITOS. DÍA. 

Pilar le está cortando el pelo a Marjorie. Se oye el sonido de las tijeras cada tanto.

MARJORIE: Ay, amiga, ya me tocaba mi cambio de look, ya…

PILAR: Por lo menos cinco años te voy a quitar de encima, vas a ver…

MARJORIE: Tas’ segura que me queda bien el rubio, ¿no? 

PILAR: ¡Pero claro! Mira, pelo corto y rubia… te digo, vas a parecer de cuarenta… 

MARJORIE: ¿Y cómo está la Betty?

PILAR: Ay, la Betty me tiene loca. Nada todavía, oye. Yo estoy ahí, ahí y nada. Paro como una cojuda atrás de ella…

MARJORIE: No me tienes que decir… si el otro día en el mercado me dejaste ahí parada como una idiota… apenas la viste te fuiste corriendo…

PILAR: Ay, perdóname, amiga… es el amor, tú sabes… la Betty me tiene así…

MARJORIE: Ay, te envidio, amiga… La verdad que entre mujeres tienen menos problemas…

PILAR: ¿Qué, tú estás con problemas? Cuéntame pues, qué ha pasado…

MARJORIE: No, nada, es que estoy embarazada…

PILAR: Anda…

MARJORIE: Si pues, pero no lo voy a tener…

PILAR: ¿Y qué vas a hacer?

MARJORIE: No sé, amiga. Dicen que hay pastillas, ¿di?

PILAR: Sí, yo también he escuchao’. 

MARJORIE: ¿Y sabes cómo se llaman?

PILAR: No, pero buscamos en el internet. Yo te ayudo, si quieres.

MARJORIE: Ay sí, amiga, yo no sé usar las computadoras…

PILAR: Ay, chica, tienes que modernizarte… Vamos ahorita, si quieres porque después a la una viene una clienta…

MARJORIE: ¿Y el corte? 

PILAR: El corte ya está listo, ya. Solo falta decolorar y ya de ahí el tinte no más…

Pilar enciende la secadora para limpiar el pelo caído sobre los hombros de Marjorie.

PILAR: (CONT.) Ya, vamos de una vez.

MARJORIE: Ay, gracias, amiga.

ESCENA. 2: INT. CABINAS DE INTERNET. DÍA.

Marjorie y Pilar están sentadas frente a la computadora. 

MARJORIE: Ya ¿Qué pongo?

PILAR: Abre Google pues, amiga.

MARJORIE: ¿Cómo es?

PILAR: Uy, dios mío… Préstame.

Pilar toma el teclado y comienza a escribir.

PILAR: (CONT. LENTO MIENTRAS ESCRIBE) Pastillas para abortar…

MARJORIE: ¿Qué sale? 

PILAR: Misoprostol… Sí, ese era el nombre que escuché una vez…

MARJORIE: ¿Y ahí sale también dónde venden?

PILAR: Aquí dice que lo venden en cualquier farmacia porque también sirve pa’ las úlceras…

MARJORIE: ¿Y así no más, sin receta ni nada?

PILAR: Aquí dice que sí.

MARJORIE: ¿Y cuántas hay que tomar?

PILAR: A ver… son doce pastillas si estas hasta la semana doce y si ya te pasaste de eso, son diez no más…

MARJORIE: Vamos no más a la botica a comprar, entonces.

PILAR: Sí. Pérate’ que voy a anotarlo, no nos vayamos a olvidar y la canción…

ESCENA 3: INT. FARMACIA. DÍA

MARJORIE: ¿Cómo se llamaba?

PILAR: Misoprostol.

BOTICARIO: Sí, ¿buenas?

MARJORIE: Buenas, ¿tiene Misoprostol?

BOTICARIO: ¿Misoprostol? ¿Para qué lo quieres?

MARJORIE: El médico me lo ha mandado para mi estómago…

BOTICARIO: Ah, entonces, tendrás la receta ahí…

MARJORIE: Uy no, no la he traído la verdad…

PILAR: ¿Y no puede ser así no más, sin receta?

BOTICARIO: No. Tienes que traer la receta, amiguita, porque ese medicamento no se vende así no más…

MARJORIE: Ah ya… entonces voy a buscarla y regreso…

ESCENA 4: EXT. CALLES DE IQUITOS. DÍA

Marjorie y Pilar caminan saliendo de la farmacia.

PILAR: Qué pesado este cojudo. Vamos aquí al costado que es donde yo siempre compro…

MARJORIE: Ay, ojalá nos quiera vender… porque yo no quiero ir a esas clínicas clandestinas, Pilar… además cuánto me va a costar…

PILAR: Vas a ver que a este lo convencemos…

ESCENA: INT. SEGUNDA FARMACIA. DÍA

PILAR: Amigo, ¿cómo estás?

BOTICARIO 2: Buenas, amiguita, ¿cómo has estado?

PILAR: Bien, amigo. Oye tú cada día estás más guapo, amigo, ah. Cada día te veo más joven…

BOTICARIO 2 (RÍE): Gracias, caserita… ¿qué necesitas hoy día? ¿Qué te está doliendo?

PILAR: A mí nada felizmente, casero. Pero mi amiga está necesitando unas pastillas que el doctor le ha mandado y se le ha perdido la receta…

BOTICARIO 2: ¿Qué pastilla es?

PILAR: Ay, ¿cómo se llama, Marjorie?

MARJORIE: Misoprostol.

BOTICARIO 2: Uy, no, amiguita. No te voy a poder ayudar con eso. Esa pastilla yo no tengo. Ni para vender con receta ni sin receta.

PILAR: ¿Pero te va a llegar pronto?

BOTICARIO 2: No. Yo no la vendo nunca porque ese se utiliza para aborto.

MARJORIE: Sí, pero yo la quiero para mis úlceras.

BOTICARIO 2: Sí, yo entiendo, amiguita. Yo sé que tú no la quieres para nada malo pero igual yo he decidido no vender, así es que no tengo… no es que no te quiera dar…

PILAR: Ah, ya amiguito, muchas gracias. Vamos no más, entonces, Marjorie. Ya nos vemos, amigo, ah.

ESCENA 6: EXTERIOR CALLE AFUERA DE LA FARMACIA 2. DÍA 

MARJORIE: ¿Y ahora qué hacemos? 

PILAR: Mira, vamos al internet y ahí buscamos. Ahí me parece que vi que también salían tiendas que vendían, de esos que te venden por internet…

MARJORIE: Si, ¿no?

PILAR: Tampoco es que tengamos muchas más opciones…

ESCENA. 7: INTERIOR CABINA DE INTERNET PRIVADA. DÍA

MARJORIE: ¿Y te sale algo?

PILAR: Aquí está, mira, aquí venden. 

MARJORIE (MARCANDO EN SU TELÉFONO): A ver… ocho, cuatro, siete… ahí está timbrando ya… ¿Aló? Sí, buenas, estoy llamando porque necesito comprar misoprostol… ah sí tienen, ah qué bueno… y a cómo está?… Trescientos todo? Cómo todo?… Oxito qué? No, pero yo no quiero esos dos, yo solo quiero el misoprostol solito… las doce pastillas nada más… ah no sale solo dice? Ah ya, bueno, gracias ah… ta’ luego 

PILAR: Qué, ¿no lo quieren vender solo? 

MARJORIE: No, dice que viene con dos medicamentos más, que se tiene que usar todo junto…

PILAR: Estos pendejos… eso se toma solo no más… nos quieren agarrar de cojudas… mira aquí hay otro… dice que venden a veinticinco soles cada pastilla… veinticinco por doce…

MARJORIE: Como cien, ¿no?

PILAR: Ay, amiga, no seas burra tampoco… como va a ser cien pues… veinticinco por doce es como trescientos…

MARJORIE: Ah no, es mucho, entonces…

PILAR: Aquí hay uno que dice que te da las doce por ochenta soles…

MARJORIE: Ese está mejor…

PILAR: Le voy a mandar un correo entonces. Porque aquí dice que hay que escribirle y luego quedamos con él para encontrarnos y que nos de las pastillas… ¿a qué hora le decimos? ¿ocho y media?, cosa que cierro la peluquería a las ocho y te acompaño… 

MARJORIE: Ya pues. Gracias, amiga. Te pasaste.

ESCENA 8: EXT. CALLES DE IQUITOS. NOCHE. 

Marjorie y Pilar esperan de pie en la calle.

MARJORIE: Pero te confirmó que venía, ¿no?

PILAR: Sí, ahorita lo vemos por acá seguro. Tranquila.

MARJORIE: ¿Y cómo nos va a reconocer?

PILAR: Yo le dije que íbamos a estar aquí paradas en la esquina…

MARJORIE: Ese chico nos está llamando, Pilar. ¿No será él?

PILAR: Debe ser, sí. Vamos.

Ambas caminan.

HOMBRE: Vamos más allá para que no nos vean. Hay que caminar separados…

MARJORIE: Ya, amigo, gracias.

HOMBRE: Doblando la esquina nos encontramos…

MARJORIE: Ya.

Se oyen pasos.

HOMBRE: Ya, rápido no más. Aquí está la caja con las pastillas. Es ochenta todo.

MARJORIE: Sí, aquí está. ¿Tienes cambio de cien?

HOMBRE: A ver, dame…

El hombre toma el billete y se va corriendo. Pilar y Marjorie lo persiguen.

PILAR: ¡Carajo! ¡Oye pendejo, ven acá!

MARJORIE: ¡Mi plata, ratero!

Se oye que el hombre cae al piso. Pilar lo ha agarrado.

PILAR: ¿Ah te crees pendejo? Quítale las pastillas, Marjorie.

MARJORIE: Dame acá. Y dame la plata también.

HOMBRE: La plata es por las pastillas, es mía. 

PILAR: Ah, ¿encima vas a reclamar después de todo? pendejo… ya arranca no más que sino llamo a la policía ahorita y te mando a la comisaría… gracioso este…

HOMBRE: Aunque sea dame algo pues…

PILAR: Un quechi te vamos a dar ahorita, vas a ver… Ya, arranca, arranca, oye…

ESCENA 9: INT. PELUQUERÍA DE PILAR. DÍA

MARJORIE: Oye, qué raro se ve así el pelo decolorado, amiga… parezco loca…

PILAR: Ahorita te pongo el tinte y ya vas a estar regia… ¿oye y ya estarás usando las pastillas, no?

MARJORIE: Ya las usé, claro… se usan todas el mismo día… ahí en eso que me imprimiste, ahí está todo bien clarito…

PILAR: Sí, es bien fácil, ¿no? 

MARJORIE: Dice que puede haber algunos efectos secundarios… a mí se me soltó un poco el estómago pero nada más…

PILAR: Ay, qué bueno, amiga…

MARJORIE: Sí, amiga… uy, mira quién está ahí… la Betty…

PILAR: ¿La Betty? ¿Dónde?

MARJORIE: Acaba de pasar…

PILAR: Ay, no me digas. A ver si la alcanzo un ratito. Pérame un cinquito, amiga, no me demoro nada…

MARJORIE: Oye, Pilar, no te pases, estoy con la cabeza toda…

Se oye la puerta de la peluquería abriéndose y cerrándose. Pilar ha salido veloz. 

MARJORIE (CONT.): Carajo, para que abrí la boca…

Se vuelve a oír la puerta. Es Marjorie que va tras Pilar y le grita desde ahí.

MARJORIE (CONT.): ¡Pilar, ven acá!

FIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba